Ir al contenido principal

¡MAÑANA SIEMPRE ES TARDE!!

¡Hoy, hoy, hay que luchar hoy! 

Los jóvenes han dormido a la intemperie y la noche lluviosa de Mayo les ha probado.  Pero los cartones húmedos deshechos por el agua son poca incomodidad para el que quiere cambiar la historia. 

No hace falta ser un gran analista para saber que la rabia va creciendo como un herpes en el termómetro social cada vez que:

1- Se escucha a un presidente socialista defender a los bancos cuando embargan pisos y en el colmo de la codicia, pretenden seguir cobrándolos sin aceptarlos como pago de deuda

2- Cuando nos enteramos de los beneficios astronómicos e impúdicos conseguidos por éstos  después de exigir la ayuda de todos para supuestamente "salvarlos"

3- Cuando los gastos absurdos en campañas electorales que no persuaden a nadie podrían ayudar a miles de familias desesperadas por verse hundidas en ese pozo sin fondo de los "olvidados" del sistema

4 - Cuando oímos que los votos de un millón de personas no cuentan como un millón de votos y nos condenan así a un callejón sin salida cada cuatro años

5 - Cuando los "untados" visten de nuevo sus trajes sublimes y se pasean triunfantes sobre los irredentos y magullados cuerpos de los jueces íntegros y asombrosamente valientes que se atrevieron a perseguirles

6 -  Cuando los reyes del inmenso pelotazo que ha destrozado el paisaje de este país, convirtiéndolo en un escenario vulgar y feo, siguen veraneando en Marbella y esperan como lobos agazapados que vuelva su momento

7 - Cuando comprobamos que las grandes apisonadoras energéticas mundiales (cuya infraestructura ha costado demasiado para reducirla ahora por un "quítame allá un planeta") reducen a polvo cualquier esfuerzo por generalizar energías alternativas que son nuestro único futuro

8 - Cuando nos enteramos de que a ojos de los hacedores de esta crisis (secretarios del Tesoro, consejeros económicos en activo, poderosos aún y siempre) tenemos la misma escala que las hormigas que invaden los parques en primavera y la misma importancia

9 - Cuando encima critican la protesta por ilegal...¡Qué ironía! ¡Qué chiste tan malo!

Motivos no faltan.  

¿Qué soluciones aportan?  De momento no es ése su cometido, sino protestar, levantar el puño y perturbar el sueño para dejar bien claro que si el sistema quiere pasarles por encima, por lo menos no será en silencio.  Son "ellos" los que tienen que aportar soluciones, son "ellos" los que tienen que mantener promesas, los que tienen que vivir a la altura de sus ideologías.  Debemos exigírselo.  

No podemos permitir que los que viven aceptando prebendas se crean respetables.  No lo son. Son chorizos.

No podemos permitir que los que nos convencieron de su honestidad disculpen al capital y lo protejan.

Los árabes se han levantado contra infinidad de dictaduras.

La nuestra es el capital incontrolado y su acción es devastadora.  

¡A Sol todos, hoy!  Mañana siempre es tarde.

Comentarios

  1. "Ya es tarde"; pocas sentencias más tristes que ésta, cuando estuvo en nuestras manos que no lo fuera.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL TABURETE DE FRANCIS BACON

Siempre me he preguntado cómo determinadas obras de arte consiguen derribar, como un misil, la estructura que hemos edificado cuidadosamente para poder vivir.

Si nuestro pensamiento está estructurado y construido básicamente sobre el lenguaje: ¿Cómo es que una imagen puede concentrar miles de experiencias comunes y llegar, como una flecha, a insertarse en el centro mismo de nuestra sensibilidad, expandiéndose en significados primitivos, pero sofisticadamente cerebrales e íntimos? Como un olor, que llegara por un atajo al núcleo del ser, sin pasar por la razón.

Estoy hablando de Bacon, naturalmente.

Sin haber vivido una realidad violenta, sin haber experimentado el placer sadomasoquista (o al menos no tan literalmente como para volver a veces con la cara hecha un cuadro como él); sin haber sido gay en un tiempo en el que todavía ser homosexual significaba estar fuera de la ley, puedo, sin embargo, entrar en muchos de sus cuadros, sentarme en ese escueto taburete y reconocerme bajo la…

ÉRASE UNA MUJER A UNA NARIZ PEGADA

Escribir sobre un olor es complicado.
¿Cuántos olores puede uno recordar que hayan marcado la memoria como para resucitar en adjetivos?
El olor a semen y a sangre serían los olores primigenios para cualquier mujer si fuéramos honestas con nosotras mismas. El uno huele a sal, a huevo pegajoso mezclado con yogur, a sudor y a siesta de verano, a fin, a siembra, a leche agria, a sexo; la otra a tierra removida, a dulce putrefacto, a vida o muerte según el tiempo que haya sido expuesta al aire, como un caracol que se seca desnudo de su cáscara; a sexo también, a vergüenza adolescente, a grito y a dolor, a nada comestible.
El olor a pan caliente. El olor a coliflor recién cocida que se parece tanto al de una rata. (No lo digo por decir, es verdad que huelen parecido. De hecho descubrí por el olor, que me estaban entrando ratones en mi piso madrileño). El olor de las tartas de sobre que hacía mi padre norteamericano en las tardes de domingo, mientras nosotras jugábamos al julepe con mi abu…

HERE'S JOHNNY!

¿Qué pasaría si les enseñásemos a nuestros hijos que los malos siempre ganan? Porque ganan;y si no ganan, no pierden y si alguna vez pierden, no pagan.
Me gustaría hacer el experimento. Sacar conclusiones del comportamiento de niños que crecieran sabiendo desde pequeños la cruda realidad.No sé muy bien para qué. Tal vez para comprobar que el cerebro reptiliano se adapta a la lucha de ratas inmediatamente, le cuenten cuentos o no.Tal vez para verificar que seguimos siendo seres de instintos básicos que nos condicionan en un grado inimaginable, junto con el puñado de genes heredados que nos etiquetan la frente como un vulgar código de barras de Carrefour de barrio.
Seguramente existirían las excepciones, los que, a pesar de todo, estuvieran en desacuerdo con los relatos y quisieran cambiar los finales, enderezar los destinos, imponer la justicia intuitiva.Eso va también en los genes.El gen de la justicia.Los abocaría a la extinción...
Uno se pregunta si a la población americana que vo…